Planos fotográficos / by Matias Nenadovich


A mi nunca me van a escuchar hablar de planos fotográficos. Encuentro que pueden ser útil para estudiar y/o clasificar el trabajo de fotógrafos o de cineastas para poder categorizar bien los ángulos de captura de una manera ordenada. Por otro lado, considero que muchas veces, estas maneras de categorizar imágenes, se convierten en malos pretextos: para juzgar mal una foto, para ocuparlo como excusa del porqué se tomo así una foto mala, o que también pueden ser directamente dañinos para la creatividad. 


La técnica hay que aprenderla, para poder así reproducir una escena a través de una fotografía de manera fehaciente. Pero creo que es redundante estar sobre-clasificando cosas y encerrar en esos temas a la mente de alguien que está abierto a aprender de fotografía pero siente que no es suficiente sin saber perfecto como es un plano americano y la vergüenza que puede surgir de que sus pares si lo sepan. Es en esto mismo es que yo creo que son dañinos para la creatividad. 


Si aprender este tipo de cosas son de ayuda, entonces claro que es mejor estudiarlos. Después de todo distintos planos sugieren distintas cosas. Pero nunca olvidar que tomar una foto y que esta no esté dentro de los planos existentes, la foto no es necesariamente mala. Aprender un tema y encerrarse en eso te va a limitar. Considerar solamente a los planos fotográficos como legítimos para crear una estética agradable es una visión reduccionista sobre las capacidades creativas humanas. 


Es por esto que siempre les digo a mis alumnos que vean mucha fotografía de lo que les gusta, así en ellos nace el interés por aprender de fotógrafos que les gusten. Así ellos educan sus ojos para ver e interpretar una cultura visual impuesta y que finalmente ellos encuentren sus propias maneras de romper esquemas y ser ellos los precursores del futuro de la cultura visual general y crear obras que no estén encerradas dentro de una clasificación de cosas como los planos, si no que en un futuro se creen planos nuevos con los nombres de ellos.